El Sol es el centro de nuestro sistema y en torno a él gira todo. Es la estrella que nos da la vida, trae la luz y nos da la energía y la fuerza para crecer.

En Astrología, el Sol es el protagonista de nuestra carta astral. Representa nuestra individualidad. En torno a esta energía se organizan y estructuran los demás planetas.

La posición solar en la carta indica el grado exacto en el que se encontraba el Sol en el momento de nuestro nacimiento. Y cada año vuelve a este mismo punto, marcando nuestro cumpleaños. Astrológicamente, llamamos a este movimiento Revolución o Retorno Solar, y simboliza el comienzo de un nuevo ciclo de nuestro crecimiento personal.

¿Quieres saberlo todo sobre esta herramienta de autoconocimiento? Entonces, ¡prepárate! Aquí te presento los beneficios de contar con las energías del cielo en tu planificación anual y potenciar aún más tu vida.

¿Qué es la Revolución Solar y cuándo se produce?

La Revolución Solar es el cálculo de la carta basada en el regreso del Sol exactamente al lugar donde se encontraba en el momento del nacimiento, marcando la fecha de nuestro cumpleaños. Ocurre todos los años y representa un momento de renovación, porque con cada nueva vuelta influyen energías diferentes en nuestra carta.

A través de la Revolución Solar, conocemos las áreas de la vida más favorecidas para el crecimiento y la expansión, los temas de mayor importancia y qué proyectos son tendencia en el año personal. También es una oportunidad para dar a conocer los aprendizajes y desafíos del periodo.

Como el cálculo de la Revolución Solar resulta del movimiento del Sol sobre nuestra carta natal, este retorno puede no coincidir con el cumpleaños, cayendo un día antes o después de la fecha oficial. Esto sucede porque también se considera la rotación completa de la Tierra sobre el Sol, que dura 365 días y 6 horas, y estas «horas extra” no se contabilizan directamente.

Al igual que ocurre en los años bisiestos, en los que se añade un día al mes de febrero para hacer la corrección, nuestro año astral también se ajusta a partir de nuestro cumpleaños. De este modo, los nacidos el 29 de febrero celebran cada año su vuelta al sol, y esta fecha puede producirse el 28, el mismo 29 de febrero o incluso el 1 de marzo.

Vea el vídeo: Revolución solar – Un proyecto para su año

Carta astral y revolución solar: diferencias

El cálculo de la Revolución Solar también genera un mandala astrológico que muestra la configuración celeste del momento. Muestra los signos en las casas, las posiciones de los planetas, los aspectos entre ellos, de la misma manera que la carta astral.

La diferencia entre ellas es que la carta astral representa el cielo del día de nacimiento y señala las energías que marcan nuestra personalidad. Es como si fuera el GPS de nuestra alma, el mapa que nos guiará a lo largo del viaje de nuestra vida.

El mapa de la revolución, en cambio, es una guía anual. Es la ruta en la que debemos centrarnos en el período entre un cumpleaños y el siguiente, y que dialogará con nuestra carta astral, mostrando las perspectivas y potencialidades a explorar durante el ciclo.

Qué se necesita para hacer la Revolución Solar

El año pasa, el año viene, y en cada etapa avanzada nos enfrentamos a nuevos retos y oportunidades, para los que debemos tomar decisiones.

En la Revolución Solar, el signo que indica estas posibilidades es el signo ascendente, que, a diferencia de la carta astral, puede cambiar cada cumpleaños. Marca el tono del año personal y está relacionado con los puntos fuertes, los potenciales y los retos de este periodo.

Para calcular el gráfico de retorno, utilizamos el día y el mes del cumpleaños, el año para el que queremos la información y el lugar en el que estamos o pretendemos estar en esa fecha. Es interesante hacerlo cerca del comienzo del nuevo ciclo, para poder reflexionar sobre las tendencias y organizarse con los temas que aparecerán.

Sobre la elección del lugar donde pasar el aniversario con la intención de modificar las energías de la Revolución Solar, evitando los desafíos y buscando sólo los mejores aspectos para vivir el año, este desplazamiento no interrumpe el flujo natural del destino. Invariablemente, en algún momento, estas tendencias se presentarán, ya que no hay forma de escapar a las experiencias de crecimiento.

Lo importante es afrontar este periodo con voluntad y acoger las tendencias que señala.

Vea también: El Ascendente y mi estilo de ser

Lo que la Revolución Solar puede mostrar

A partir de la lectura astrológica de la Revolución Solar tenemos la oportunidad de observar los ámbitos de la vida en los que los retos pueden ser mayores, y también en qué sectores los proyectos y el crecimiento se ven más favorecidos.

También es posible observar los aspectos que apuntan a posibles cambios y cómo mueven nuestra carta, si la influencia será mayor en la familia, en el trabajo o en las relaciones, si la salud se verá afectada, si hay necesidad de mayor concentración para lograr los objetivos.

Cuando aprovechamos la energía de los planetas, conseguimos planificar y organizar el funcionamiento de nuestra vida con más claridad. Y aprovechando las enseñanzas de un retorno solar, podemos dirigir nuestra expansión de una manera más práctica.

Véase también: Revolución solar – Predicciones para un nuevo año

Consejos para aprovechar al máximo su carta de la Revolución Solar

Cada fin de ciclo es un periodo que lleva a una mayor reflexión. Podemos volvernos más introspectivos, precisamente porque estamos mirando hacia adentro, recuperando nuestros recuerdos, limpiando lo que hemos vivido. Cuando se acerca la fecha de nuestro cumpleaños, es decir, nuestro año nuevo personal, se cierra un ciclo y es natural que nos volvamos más tranquilos y reflexivos. De ahí viene el mito del Infierno Astral, como ya hemos explicado en este post.

En este momento, puede ser interesante recurrir a la Revolución Solar, ya que actúa como un instrumento que nos permite identificar la mejor manera de trabajar en diversas áreas de la vida, indicando las tendencias, los retos y las metas que se muestran para los próximos meses.

Comprender el cielo en el momento de nuestro nacimiento y en otros periodos igualmente importantes de la vida es una forma de conocernos mejor, evolucionar y encontrar el equilibrio.

Algunos consejos para que aproveches mejor toda la potencia de tu carta de la Revolución Solar:

  • Mira hacia atrás y haz un análisis de lo que has construido hasta ahora;
  • Utiliza lo que has aprendido y superado para planificar la nueva ruta hacia tu propósito;
  • Trazar el camino a seguir a partir de las energías activas y tomar decisiones más asertivas;
  • Utilizar al máximo las potencialidades de cada sector de la vida;
  • Elabora una lista de tareas y, al final del año personal, comprueba cómo se han cumplido y cómo te has comprometido con los objetivos.

Una invitación a renovar nuestro poder de acción

La Revolución Solar marca un rito de paso. Con el cierre de un ciclo, la vida presenta el nuevo flujo y se abre una oportunidad para conectar con la energía de los nuevos comienzos.

Conocer el mapa del tiempo de tu cumpleaños, te permite conocer tus retos y tomar mejores decisiones para afrontarlos. Más que eso, representa una hoja de ruta para la misión de su año, indicando las tareas, afinidades y el potencial de cambios que se avecinan.

Y tener siempre presente que no tenemos el control de todo en la vida y entender que tiene su propio flujo natural ayuda a comprender y aceptar la impermanencia de las cosas. Y así, con cada nuevo aniversario, se cierra un ciclo y se abre otro para que podamos aprender y evolucionar en el arte de vivir.

Lo más destacado del blog

Ver todos