Donde ocurren nuestras emociones

Desde la antigüedad, la Astrología ha utilizado los cuatro elementos -Fuego, Tierra, Aire y Agua- como una de las formas de clasificar y dividir las energías del zodiaco. Así, los signos se agrupan por sus características similares, según las cualidades de cada elemento.

Los signos de Agua se asocian a la sensibilidad y a todo aquello que nos devuelve a nuestra ascendencia, a los tiempos perdidos en el pasado y que marcan el alma en el presente. En la carta astral, es el elemento que nos conecta con lo más profundo de nuestro ser, simboliza nuestras emociones y representa la intuición, la inspiración y la fantasía.

El agua es la esencia de la vida, la naturaleza primitiva de la existencia humana. Y para que entiendas mejor las características de los signos de Agua, cómo se manifiestan y cuánta fuerza y poder podemos extraer de esta energía, sólo tienes que seguir lo que hemos preparado en las siguientes líneas.

Vea este vídeo El elemento Agua – Nuestra dimensión emocional

Signos de agua: características y manifestaciones

Profundo, sensible y denso, el elemento Agua provoca una irresistible necesidad de penetrar en los misteriosos laberintos del alma. El agua simboliza la fecundidad, la fertilidad, la transformación, la purificación, la fuerza y la limpieza. En su esencia, se trata de un universo oculto. El agua y la Vía se mezclan como un solo ser.

Y los signos que reúnen estas características son Cáncer, Escorpio y Piscis.

Los nativos con un signo solar o una gran cantidad de este elemento en su carta astral suelen ser personas muy sensibles, con tendencia a ser extremadamente creativas y cautivadoras.

Empáticos y soñadores, como el agua misma, son capaces de infiltrarse en cualquier rincón y, debido a la facilidad con la que absorben las energías del entorno que les rodea, son muy susceptibles a los cambios de humor.

A pesar de estar guiado por los sentimientos y las emociones, cabe destacar que las características típicas del elemento Agua se manifiestan de forma diferente en cada signo. Echemos un vistazo:

El signo de Cáncer está marcado por el afecto y la acogida. Está regido por la Luna y tiene que ver con el arte de cuidar y ser cuidado. Simboliza el hogar, los lazos afectivos y familiares, el alimento y el refugio, además de hablar de los recuerdos, las raíces y nuestro pasado. Está estrechamente relacionado con la necesidad humana de sentirse protegido y amparado.

En el signo de Escorpio, encontramos el poder del renacimiento y la transformación. Es el signo del desprendimiento, de la renovación, del cierre de ciclos para el nacimiento de otros nuevos. Plutón es su regente, el señor de las profundidades y de los misterios, desde donde se revela el poder de la regeneración.

El signo de Piscis habla de subjetividad y fantasía. El último signo del zodiaco, regido por Neptuno, es el guardián del cosmos y del caos, el símbolo de las fuerzas invisibles, de la intuición aguda, del torbellino de las emociones. Piscis es un radar que capta lo intangible y está muy relacionado con la espiritualidad.

Pida su mapa astrológico completo

¿Y si pudieras conocer y comprender mejor tus puntos fuertes y tus retos, pudiendo explorar tus talentos y desarrollar aspectos no tan fluidos de tu personalidad? Su Carta Natal aporta todo esto y mucho más…
Desde R$353 por R$99.90

Aspectos positivos y desafiantes

La subjetividad, los movimientos interiores y la realidad con sentido psíquico son algunas de las expresiones de este elemento enigmático y difícil de entender.

Todos recibimos la influencia de los signos de Agua en nuestra carta y es en las zonas donde están que relativizamos los hechos y nos sometemos a la corriente de la emoción.

El elemento Agua está asociado al libre tránsito por el universo de la imaginación. Moldeable y sensible, intensa y emocional, envolvente y contemplativa, nos pone en contacto directo con la soledad del alma, donde residen nuestra riqueza y nuestro caos interior. Este viaje puede ser doloroso y angustioso, normalmente temido, pero necesario para nuestro autodesarrollo y mejora.

Las personas con posiciones fuertes en este elemento tienden a captar el estado de ánimo y las energías del entorno. Son como esponjas que absorben y limpian, pero también se intoxican. Por otro lado, son capaces de acoger a los que sufren, disolviendo la angustia y ofreciendo confort emocional y calor.

El silencio es un aspecto desafiante aquí, ya que puede actuar tanto como un proveedor de profunda paz para algunos, como una experiencia aterradora para otros. Y sólo en el contacto interior nos preparamos para afrontar estos sentimientos.

Leer más: Los poderes del elemento agua en acción

Exceso de elemento Agua en la carta astral

Los que tienen un exceso del elemento Agua en su carta astral tienden a estar sometidos a fluctuaciones emocionales y a experimentar grandes distorsiones de la realidad porque viven en un mundo de fantasía e imaginación. Como viven con las emociones «a flor de piel», la inestabilidad del estado de ánimo puede ser una constante para estas personas.

Además, se dejan influir por lo que ocurre a su alrededor y absorben fácilmente las energías del entorno en el que viven. Pueden convertirse en víctimas de todo y también pueden manipular los sentimientos, ya sean propios o ajenos. La imaginación predomina y, en consecuencia, los miedos también aumentan significativamente.

Para equilibrar este exceso del elemento agua, los consejos son:

  • Aprender a aceptar mejor la realidad, sobre todo cuando contradice las expectativas y la imaginación;
  • Organízate, cultiva la disciplina;
  • Realizar trabajos manuales y repetitivos;
  • Contacto con la tierra.

Falta del elemento agua en la carta astral

Para los que carecen de este elemento, la gran dificultad es entrar en contacto con sus propios sentimientos y lidiar con los de los demás. También son personas que sufren de necesidad y fragilidad emocional, problemas que tienden a somatizar con facilidad, generando conflictos psicológicos e incluso físicos.

La dificultad para expresar los sentimientos lleva a estas personas a inhibir el contacto más íntimo con los demás o a desconfiar de quienes se abren con más facilidad. También puede haber una actitud de excesiva interiorización y una falta de valor para asumir riesgos emocionales.

Para equilibrar la falta del elemento agua, los consejos son:

  • Contacto con las artes.
  • Practicar alguna actividad artística o creativa,
  • El uso de la imaginación para entrar en contacto y expresar el yo interior, ayuda considerablemente al equilibrio del elemento.

Elementos complementarios: la dinámica entre el agua y la tierra

Como hemos visto, el Agua habla de nuestra dimensión emocional, de la forma en que sentimos y manejamos las emociones. Pero en la dinámica energética, este elemento debe estar en equilibrio con la Tierra, que habla de nuestra percepción física del mundo.

Si en el Agua experimentamos nuestra intuición y sensibilidad, en la Tierra las experiencias se dan a través de los cinco sentidos. Es nuestro contacto con la materialidad de los objetos, con lo visible. Son como la luz y la sombra del otro.

Al mismo tiempo que soñamos, idealizamos o deseamos algo, es necesario hacer esfuerzos con la intención de realizar estos objetivos. Son energías complementarias.

Mientras que el Agua es sensible, idealizadora e intuitiva, la Tierra es el mundo de la conciencia, de la forma y de la ocupación del espacio.

Lee también: Agua: cómo relacionarse con alguien de este elemento

El agua es el alma de la realidad

Tres cuartas partes de la Tierra están cubiertas por agua y el hombre se desarrolla durante toda la gestación envuelto en el líquido amniótico.

Por último, en los signos de Agua están las referencias de nuestra sensibilidad y cómo nos afecta. Son experiencias cuyo significado la mente objetiva es incapaz de alcanzar o reproducir.

¿Quieres saber dónde están los signos de agua en tu carta natal y aprovechar al máximo esta energía en tu vida? Haz tu carta astral gratuita y recibe tu mandala astrológico y la interpretación de tu signo solar y ascendente.

Lo más destacado del blog

Ver todos